¡Te regalamos un 5% de descuento en tu pedido en nuestra tienda! Utiliza el cupón BLOG

Nuevas etiquetas de eficiencia energética

Historia de la etiqueta.

La etiqueta energética en la UE fue introducida en al año 1994 para facilitar a los consumidores la elección de productos más eficientes desde el punto de vista energético y comenzó con una serie de productos electrodomésticos, luego con los años la misma fue ampliada y presentaba una escala comparativa desde la  “A” “A+” “A++” y “A+++” (Equipos de máxima eficiencia) hasta la “G” (Equipos de mínima eficiencia). 

Para el año 2019 – según investigaciones – la etiqueta era reconocida por cerca del 92 % de los consumidores y casi el 80 % de estos las revisaban a la hora de comprar algún producto.

Desde sus inicios, estas etiquetas han servido para controlar de alguna forma el gasto de energía de los productos, pero con el paso de los años y gracias a las mejoras de los dispositivos está se habían vuelto obsoletas. Entonces, para poder actualizar la clasificación y de alguna forma simplificar el etiquetado, la Comisión Europea aprobó en 2019 un nuevo sistema que irá desde la “A” hasta la ‘G’. desapareciendo el “A+++”, “A++” y “A+”, es por ello que, a partir de 2021 se comenzó a utilizar un nuevo etiquetado para mostrar la eficiencia energética de los productos.

¿Qué indica la Comisión Europea al respecto?

La Comisión adoptó el formato y la identidad visual definitivos de las nuevas etiquetas de eficiencia energética para seis grupos de productos. Cinco de estos grupos de productos con etiquetas «reescaladas», entre estos grupos integraron las lámparas:

  1. Lavavajillas.
  2. lavadoras y lavadoras-secadoras
  3. frigoríficos, incluidos los frigoríficos para vinos
  4. lámparas
  5. pantallas electrónicas, incluidos los televisores, los monitores y las pantallas digitales de señalización.

El sexto grupo de productos etiquetado son los aparatos de refrigeración con función de venta directa (también llamados «frigoríficos industriales») que son utilizados en tiendas y máquinas expendedoras.

Dependiendo del producto, las etiquetas no solo mostrarán el consumo de electricidad, sino también otros datos energéticos y no energéticos, con pictogramas intuitivos, para comparar productos y poder elegir con mayor conocimiento de causa: información sobre el agua utilizada en cada ciclo de lavado, capacidad de almacenamiento, ruido emitido, etc.

ETIQUETAS1.1

En el caso de las lámparas en específico, los modelos cambian de la siguiente manera.

Se eliminan las categorías “A+” y “A++” y se agrega una categoría “G” que representa la menor eficiencia del producto.

Si observas las etiquetas, las mismas inician desde la clasificación “B”, ya que la clasificación “A” se reserva para futuros productos, ello debido a que, en los últimos años, las categorías A+, A++ y A+++ se han saturado, y los nuevos desarrollos tecnológicos no se habían podido diferenciar adecuadamente dentro de la escala.

lAMPARAS 1

¿Por qué se decidió cambiar a una etiqueta única desde la “A” a hasta la “G”?

Al principio la mayoría de los modelos se situaban en las clases más bajas (es decir, E, F y G), los nuevos modelos fueron mejorando su clasificación, hasta llegar a la situación actual, en la que la mayoría está en las clases superiores (A+++, A++ y A+) y no se encuentra ningún producto en las clases más bajas (en algunos casos, ni siquiera en la clase A). Este resultado, aunque muy positivo, hace difícil para los consumidores distinguir los productos más eficientes: al comprar un producto de clase A+ podrían pensar que compran uno de los más eficientes del mercado, cuando, en realidad, a veces están comprando un producto medio o incluso uno de los menos eficientes.

Lee también  Qué es la eficiencia energética y cómo mejorarla

Entonces, con el fin de facilitar a los consumidores la comprensión y la comparación de los productos, la UE decidió que en el futuro solo haya etiquetas energéticas «de la A a la G».

Para ello en el año 2017, la UE adoptó un sistema revisado de etiquetado energético que consiste en lo siguiente:

  • La vuelta a la conocida y eficaz escala de etiquetado energético «de la A a la G» para los productos eficientes desde el punto de vista energético, reescalando las etiquetas existentes.
  • Una base de datos digital para nuevos productos eficientes desde el punto de vista energético, de manera que todos los nuevos productos que se comercialicen en la UE estén registrados en una base de datos en línea, lo que mejorará la transparencia y facilitará la vigilancia del mercado por parte de las autoridades nacionales.

Este sistema mejora la comprensión y la coherencia, facilitando de a los consumidores la correcta identificación de los productos más eficientes.

Uso del código QR

El “Código QR” presente en las nuevas etiquetas servirá a los consumidores para obtener información adicional oficial -no comercial- escaneando dicho código con un smartphone. Este nuevo elemento está disponible desde marzo de 2021 y permite la comparación de datos entre productos similares y el cálculo de los costes de uso.

En la base de datos creada a partir del 01-01-2019 denominada “EPREL” – European Product Database for Energy Labelling – (Base de datos europea de productos para el etiquetado energético ), los fabricantes y los importadores deben registrar sus productos, incluida toda la documentación técnica detallada necesaria para controlar el cumplimiento, antes de venderlos en el mercado europeo. Esta base de datos pone a disposición de los consumidores y los distribuidores la etiqueta e información esencial sobre los productos y facilita la digitalización de la etiqueta energética.

Entrada en vigencia

El proceso de actualización de las etiquetas comenzó el 01-11-2020, momento en el cual el embalaje de los productos debía incluir tanto la etiqueta antigua como la nueva, pero no era obligatorio mostrarlas en tiendas físicas o tiendas online.

A partir del 01-03-2021 las nuevas etiquetas tanto para lavavajillas, lavadoras, lavadoras secadoras, frigoríficos, congeladores y vinotecas, debían aparecer en los expositores de las tiendas. Los minoristas tenían un periodo de 2 semanas para colocarlas.

En el caso de los productos de iluminación (lámparas y bombillas) las etiquetas debían ser visibles a partir del 01-09-2021.

etiquetado energetico eficiencia energetica belt label2020 union europea fechas

Deja un comentario

Últimos artículos

Nuevo diodo SMD4040

El uso del led en la actualidad es infinito, desde indicadores luminosos en una computadora, hasta la iluminación de campos deportivos, luces de vehículos, iluminación

Como iluminar un campo de futbol

¿Qué debemos considerar a la hora de iluminar un campo de futbol? Cuando proyectamos la iluminación de cualquier campo deportivo, lo primero que debemos tomar

5% Dto. en tu primera compra con el código descuento